Desencanto 2.0

Yo empecé con esto de los blogs y la manoseada etiqueta 2.0 hace ya unos años, creo que por el 2006 (mi primera entrada en mi primer blog, mi primer wiki, mi primer video en youtube…). Cacharreé y trasteé. Me abrí un bloglines (ahora reader) y un delicious (por cuánto tiempo más?), me apunté a redes de profesores, participé en foros, tuve hasta un blog sobre educación y tecnología, escribí artículos en un periódico, y dejaba comentarios y a veces incluso los recibía yo! Twitter, facebook…Todo era fascinante. Estaba fa fa fa fa fascinada. Y no he es que haya dejado de estarlo. Pero creo que he perdido algo de ilusión. La ilusión de poder explotar sus posibilidades en el aula, la ilusión por el potencial de cambio en la metodología, en la manera de enseñar y de aprender que se atisbaba. Me explico.

Acabamos de hacer un minicurso en la facultad con estudiantes y profesores sobre TIC y enseñanza/aprendizaje de ELE. 35 personas. Casi todas con un mínimo de alfabetización digital, es decir, con su cuenta de correo, ciertas habilidades con los buscadores (debería decir sólo “google”) y facebook, cómo no, el rey de las aplicaciones. Los ponentes se dejan los cuernos tratando de contagiar el entusiasmo y la fascinación por el mundo digital, explicando cómo hacer un uso creativo, crítico, constructivo de las mil y una herramientas a nuestra disposición, cómo se han multiplicado las formas y los canales a través de los que aprender, comunicarse… Y parece que algo de ese entusiasmo se pega. Y están todos muy contentos. Y parece que será una semilla que dará fruto! Pero el wiki que montaron para que “entre todos” elaborásemos los apuntes del curso pronto será como un pueblo abandonado del Oeste, de esos por cuyas calles sólo pasan balas de malas hierbas. Igual que muchos blogs de aula o de profesor, igual que muchos otros wikis, paridos por cesárea en cursos de formación.

Yo lo miro todo con cierto escepticismo. A una le ha tocado hacer un curso de creación de blogs para profesores y ha visto cómo los blogs que se crearon se quedaron flotando en la cibernada tras un par de post “obligados”. Y ha montado otro blog, y  un grupo de facebook, por eso de que si Mahoma no va a la montaña… pero no hay tu tía. Podría pensar que es que faltan medios, tiempo… Pero es que, sinceramente, creo que la enseñanza formal (y eso significa que haya programas, y control de asistencia (y control, a secas), y obligatoriedad, y  exámenes…) y el aprendizaje con el que yo sueño están condenados a no llevarse bien. Que llenar los centros de ordenadores y wifi (donde los haya!) no basta. Que a manejarse por la cara lúdica de internet aprendemos todos y solos, y no hacen falta cursillos (acaso nos han tenido que enseñar a usar facebook? o a plantar lechugas en la granja virtual? o a etiquetar fotos borrosas de los amigos con sus peores caretos? o a ver videos de youtube? o a bajarnos pelis del seriesyonkis?).  Y que a la otra cara, la revolucionaria,  esa que me parecía fascinante y que cambiaría el panorama de la educación, sólo llegarán algunos. Algunos: los mismos (pocos) profesores y estudiantes que ya son curiosos, que preguntan, que investigan, que son críticos y creativos analógicamente. Y esos sabrán sacarle juego y jugo a todo esto de la pedagogía 2.0, del conectivismo, de las inteligencias compartidas, de la comunicación y las relaciones horizontales… Y además su actividad se desarrollará en los márgenes (en la periferia del sistema), no contará para la nota final, no dará puntos (ni falta que hace!). Será por placer, o no será.

A pesar de mi desencanto, sigo dándole caña. Algo de ruido haremos.

“A unos por su arte, a otros por su pico”…

No me gustan mucho los memes estos, pero me ha parecido mal no responder con generosidad al premio que me otorga Leonor y que no creo merecer.

Así que aquí va mi selección, dos premios de arte y dos de pico (aunque estoy casi segura de que algunos nunca se darán por aludidos).

– Las Líneas de fuga de Beu. Es mi amiga, es una fotógrafa como la copa de un pino y se encara con el mundo echándole ilusión, rabia y coraje a partes iguales.
– Los Dibujos hechos a prisa, porque David sí que tiene arte, pinta con sus niños y cuando a los dibujos les añade algo de texto uno parece estar leyendo a Saint-Exupery.

– Los Campos de fresa de Al, que me llevan de viaje con sus textos, sus músicas y sus letras.

– La L de Idoia, que ya no se prodiga pero solía dar en el clavo y me gustaba leerla.

Las reglas de la cosa son estas:

– Nomina cinco blogs que consideres merecedores de este premio, por su creatividad, diseño, material interesante y que aporten algo a la a la Comunidad Bloguera, sin importar su idioma.

-Cada premio otorgado debe tener el nombre del autor y el enlace al blog para que todos los lectores puedan visitarlo. -Cada premiado debe exhibir el premio y colocarlo con el nombre y enlace al blog de la persona que lo ha premiado. -Premiado y premiador deben enlazar al blog de Arte y Pico (Eseya) para que todos conozcan el origen de este premio. -Publicar las reglas del premio.

Que nadie se sienta obligado a seguir el meme. Como dice Joselu – que también ha sido premiado por otras vías, así que he pensado que era mejor no repetirse- sólo “es una manifestación de aprecio”.

Blogs, wikis… ¿qué herramientas usar y para qué?

Ando enredada en la consulta en formespa sobre blogs y wikis y además intentaba dejar en el foro del geupo ELE2.o de la comunidad todoele  parte de mis opiniones, pero no sé qué pasa que se me cuelga el ordenador cuando intento responder en un foro o añadir un nuevo tema. Así que lo dejo aquí, ya que lo tengo escrito…

Yo creo que la elección de blog o wiki  depende de los objetivos, como bien dice Leonor, más que de las ventajas que les encontremos. Prácticamente funcionan igual: te registras, modificas la plantilla según las opciones del alojamiento, escribes texto, añades fotos, vídeos o cualquier otro elemento multimedia, guardas y está listo. Los dos pueden ser colectivos o individuales, los dos son interactivos (a través de los comentarios en el blog o de las sucesivas ediciones o lo que en el wiki se llama “discusión”) y en los dos puede haber contribuciones anónimas (el gran miedo de muchos docentes).

Pero el blog es como un pergamino infinito, cada entrada se superpone a la anterior. En clase es interesante este orden cronológico si por ejemplo vamos a usarlo a lo largo del curso. Yo lo uso como una especie de diario virtual. Son las categorías las que ponen cierto orden temático en el caos.

El wiki crece a golpe hipervínculo y de revisión de cada página.  Se va ramificando y aumenta con cada aportación. Es interesante porque facilita el trabajo en grupo o al menos la colaboración de aquellos interesados. Se me ocurren distintos usos en clase, podría servir para desarrollar diversos temas, para crear diccionarios temáticos, para desarrollar actividades de escritura creativa… mil cosas, que además ya se están haciendo. Un profesor podría tener en un wiki las actividades que se le van ocurriendo o podría reunir las herramientas que cree útiles a sus alumnos…

Yo tengo dos, los dos recogen trabajos de investigación, uno que tenía en un cajón y que gracias a la red ha crecido y otro en pleno proceso de creación, y en eso andamos.

El mundo este 2.0 o como quiera que se llame es inabarcable, cada día salen nuevas aplicaciones y cacharritos y es prácticamente imposible probarlos todos. Yo suelo picar cuando me entero de alguna novedad pero al final la mayoría suelen acabar en una especie de cementerio de elefantes (y de contraseñas perdidas). Sin embargo permanezco fiel a las que me aportan algo:

– Los blogs, uno personal-este- y otro más especializado. Adicta desde que los descubrí, va a a hacer en breve un par de años, cuando me aburría soberanamente en mi anterior trabajo delante de un ordenador.

– Los wikis, porque me permiten tener en red una especie de contenedor de trabajos que están mejor en online que en un cajón y además están abiertos a la colaboración (aunque realmente no sea tan efectiva, salvo excepciones).

– Bloglines, que me tiene al día de las novedades.

Delicious, que guarda los hitos de mis recorridos por la red en busca de información o de diversión y lo tiene todo organizadito dentro de su caos.

– Youtube, que me sirve para almacenar las tonterías de vídeos que me da por hacer y me pone en contacto con la gran videoteca del ciberespacio.

– Slideshare, donde guardo y comparto presentaciones que preparé para un curso.

– Comunidades sociales como la comunidad todoeleo facebook, gracias a las que estoy en contacto con colegas o con los amigos, virtuales o no, desperdigados por el mundo…

Hay más: flickr, tagzania, google maps, docs, libros- el universo google es infinito-, pero son usos “menores”.

Todavía no se ha dado el caso de poder explotar estos chismes en clase (salvo en formación de profesores, que eso es otro cantar) pero la deformación profesional me hace pensar sin querer en qué jugo se le podría sacar en la enseñanza.

Como dice el refrán, “dime que herramientas 2.0 usas y te diré quién eres…”

A mi gata y a mí nos llena de orgullo y satisfacción…

Mikel es uno de los pocos que se lanzaron en mi ayuda cuando necesitaba traducir un cuento a muchos idiomas, me visita con frecuencia, me comenta y encima va y me da un premio de esos que pululan útlimamente por la blogsfera, un

O sea, un lujo de colega del ciberespacio.

(A veces me corroe la curiosidad: ¿cómo llegara a estos mundos periféricos la gente y qué les hace volver?).

Y ahora se supone que yo tengo que dárselo a los cinco blogs que yo quiera…difícil elección… y menudo batiburrillo…

– A  Al y sus campos de fresa.

– A De estranjis.

– A L, para que Idoia vuelva de las vacaciones de una vez.

– A A Best truth, porque siempre encuentro algo chulo, gracioso, curioso, bizarro…

– A Jose Luis, que sigue siendo escribiendo desde profesor en la secundaria.

Se supone que esto es un meme… a mí la verdad es que me dan un poco de urticaria, como los mails esos con chistes y powerpoints, pero…

Un blog para un naufragio

Los blogs sirven para todo y también para esto:

naufragio

Una conocida que sufrió en sus carnes el accidente del crucero frente a la isla de Santorini en semana santa ha abierto un blog con la idea de ponerse en contacto con otros compañeros de viaje.

La foto que acompaña este post es de Ainhoa García Oyarzun.

A pesar de lo fuerte de la experiencia, la crónica del naufragio está muy bien y hasta he pensado que igual como texto para alguna actividad en clase de ELE molaría mucho, desde luego material auténtico es.

Comentarios

Una de las cosas que más me gusta de la mudanza es descubrir que puedo hacer una cosa que antes me daba bastante lata (y no sólo me pasaba a mí). Ahora, para seguirles la pista a los comentarios que voy dejando por ahí sólo tengo que darle  a un botón (“mis comentarios”), de momento sólo pasa con los blogs que están en wordpress, aunque igual todo se andará.

Idoia me ha dejado un par de comentarios (1 y 2)  en un momentito y  decía  “hoy es mi día de comentarios en tu blog”.  Me ha gustado la idea y aunque no sea hoy mi día de nada prometo ponerla en práctica, sobre todo para reanimar artículos me han gustado pero que se han ido quedando ocultos, como en la pila de papeles que ya leeré o en los que escribí esto o lo otro y que se van acumulando en mi mesa sin que pueda remediarlo. Jamás conseguí despejar mi escritorio, como aconsejaban en todas las clases de técnicas de estudio, hasta creo que el desorden me inspira.

Un blog sin comentarios es como un teléfono que no recibe nuna llamadas o mensajitos. El buen rollo que da recibir uno, de alguien nuevo o desconocido, y la mala onda cuando dejas uno y no recibes respuesta.

Ale, hagan juego señores.