La más lenta y el más listo

(Escribo esto justo al salir de la clase. Son sólo impresiones pero las dejo aquí por si sirven para pensar otras cosas)

Hoy había sólo dos alumnos. Se había corrido la voz de que una profesora no iba a venir y la mayoría de estudiantes han aprovechado para disfrutar del buen tiempo. Creo que yo habría hecho lo mismo en su lugar.

Pero en el aula, al llegar, había una persona, una chica que no suele venir mucho a clase (seguramente por eso no se había enterado de que sus compañeros estaban haciendo pellas). Es bastante lenta, le cuesta mucho seguir el ritmo de la clase y se queja de que el español se le mezcla continuamente con el italiano, su primera lengua extranjera. Me ha dicho que me entiende muy bien pero que no se ve capaz de hablar.

Mientras charlábamos ha llegado otro despistado. Es, con diferencia, el que más español sabe de ese grupo. Lleva más tiempo estudiando español, incluso antes de empezar la universidad, así que se aburre un poco y no suele aparecer mucho por la facultad.

Lo normal es que al ser sólo dos les hubiese dejado ir. Pero nos hemos quedado y hemos estado hablando de sus dificultades; hemos buscado algunas soluciones para que estudiar dos lenguas tan parecidas sea una ventaja y no un obstáculo. Y hemos estado trabajando los tres con el material que tienen que preparar para el examen parcial de la semana que viene: básicamente p. perfecto y p. indefinido, con sus irregulares y su contraste.

Me ha encantado ver cómo “el más listo” se daba cuenta de que no lo sabe todo y de cómo “la más lenta” sonreía al ver qué, con un poco de esfuerzo, sí sabía contestar y hacer frases.

También me ha gustado mucho ver cómo se ayudaban entre sí.
Si tuviéramos tiempo en clase para atender a todos según sus ritmos…! Si encontráramos la forma de evaluar a cada uno según sus progresos, sus obstáculos, sus riesgos…! Si pudiéramos hacer que, como hoy, en la clase los estudiantes participasen así y se ayudasen y enseñasen unos a otros…!

Un pensamiento en “La más lenta y el más listo

  1. Isabel,

    Como compartimos contexto de enseñanza (entre otras cosas), estoy segura de que esos dos estudiantes han agradecido mucho la situación que habéis experimentado los tres en clase. Una de las faltas de este sistema es esa falta de diálogo que has generado hoy, por lo que explicas, y de participación y de escucha, por parte del profesor y del estudiante, debido probablemente a su tradición educativa. Qué suerte tienen esos estudiantes y qué bien escucharte a ti explicar estas cosas. A mí también me ayudan.

    Nos vemos pronto, compi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s