Lo que se aprende…

El otro día miraba a M mientras jugueteaba a una especie de liga de fútbol virtual en la que te haces un equipo y según jueguen los jugadores en la vida real recibes más o menos puntos por tu equipo virtual. Y me dio por pensar… “eso lo ha aprendido él solito, sin que nadie se lo enseñe”. Y seguí pensando en la cantidad de cosas que hemos aprendido porque nos han hecho falta o porque nos han interesado, y las hemos aprendido solos, sin profesores, sin cursillos, sin talleres… nos hemos buscado la vida,hemos cacharreado, hemos buscado un tutorial, le hemos pedido ayuda a un colega… Y nadie nos ha puesto nota!

Algo falla en esto del aprendizaje formal. Y entramos en la temporada de exámenes!

(a ver si me leo esto)

Anuncios

3 pensamientos en “Lo que se aprende…

  1. Vale, un buen profesor amuebla la mente… ¿Y un mal profesor? Yo he tenido muchos malos profesores, de los que me he tenido que “proteger” para no odiar las materias que se supone que me enseñaban. Y he tenido muy pocos buenos profesores, que, efectivamente, dejaron su huella en mí.
    Pero no me refería tanto a lo que dices (sobre el prestigio… no estoy de acuerdo contigo), sino a la capacidad que tenemos de aprender solitos lo que nos interesa o hace falta y lo fácil que es, cuando no nos interesa algo, decir “no lo sé hacer” y pasar del tema. Sobre todo con los ordenadores. Nadie ha enseñado nunca a nuestros alumnos a usar el word o a navegar por internet, o a montar un blog, subir fotos a flickr, cacharrear en facebook… Pero cuando les dices “vamos a escribir un texto colectivo en un wiki” saldrán bastantes que dirán “no lo sé hacer”, más como excusa que otra cosa. A eso me refiero…

  2. Lo que pasa es que se ha diversificado el oficio de enseñar. Los que estamos en el aula no tenemos el prestigio de otros tiempos y las fuentes del saber son más amplias. Pero un buen profesor ayuda a ordenar la mente, a amueblarla con tino, a organizarla convenientemente. El autoaprendizaje es importante, no cabe duda, pero donde haya un buen maestro, se nos hace más directo el camino y nos transmite la experiencia de una vida que no hemos vivido. Creo en la relación maestro-discípulo, aunque la deriva de falta de ideas, hace a aquel prescindible.

  3. G también juega a esa especie de liga virtual, y tb lo aprendió solito… me encanta la foto de esta entrada!
    Puede que haya que informalizar la educación formal y, sobre todo, despertar el interés de las personas por lo que sea… que a un@ le siembren la semillita esa de querar aprender cosas, que mola muchooo!!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s