Copiando voy, pegando vengo. Por el camino yo me entretengo.

Antes de las vacaciones les dejé a mis alumnos de Tipología (una asignatura que hay que elaborar a base de “trabajo de la comprensión lectora y la expresión escrita” y de “lingüística textual”, en pequeñas dosis listas para su consumo) una tarea muy simple: como estábamos leyendo unos textos sobre internet bastante desfasados les encargué que redactaran un pequeño texto sobre alguno de estos temas: las redes sociales, los blogs, los wikis, los sitios tipo “youtube”. Todos los estudiantes pasan bastante tiempo al día pegados al ordenador: tienen correo electrónico, publican y comentan en el blog de español, cotillean y hacen test estúpidos en facebook. Sólo tenían que buscar un poquito de información (cuándo se crearon, cómo surgieron, algunos datos sobre número de usuarios…) y escribir sobre lo que ya conocen.

Vuelvo fresca como una lechuga, llego a clase y recojo sus trabajos (unos a mano, otros a máquina). Por la tarde, en casa, los saco de la mochila y les echo un vistazo mientras me fumo un cigarro… El cigarro se me consume solito en el cenicero mientras paso las hojas ojiplática: artículos enteros de wikipedia sin siquiera quitar los hipervínculos, trabajos con el nombre del autor original en primera línea, textos copiados literalmente pero escritos “a boli”, a ver si cuela…

Si no me hubiese pasado el semestre intentando hacerles entender que la información que sacamos de internet, o la reelaboramos o la citamos y comentamos o si no no sirve de nada; si no les hubiese entregado cada redacción que hacen en casa corregida, comentada, aconsejándoles cómo mejorarla; si no les hubiese repetido una y otra vez “no tiene sentido que copieis sin más palabras que no entendeis”; si no les hubiese demostrado, entre bromas y veras, que copiar “sin que lo note el profesor” es todo un arte… (coño, es que ni picardía para plagiar tienen);  si me hubiera pasado el curso como un profe robot, sus trabajos no me sorprenderían.

Pero es que uno de mis objetivos con estos chavales que, entre café y café, se dejan caer por la universidad era aprender a usar la red – nuestra biblioteca (a falta de una real), nuestra ventana a la información y nuestro medio de comunicación y expresión- de manera constructiva, crítica, creativa; y me he devanado los sesos  proponiéndoles tareas distintas a “completa las frases con las palabras del cuadro” o “haz una redacción sobre las ventajas del transporte público”, e incluso más allá del “buscad en internet la biografía de fulanito de tal o información acercad de la ciudad de Barcelona” (tarea “superinnovadora” en la que el copiar/pegar está más que justificado). El miedo al copy paste, que no es nuevo, porque antes de la era digital también existía- se hacía manualmente-, se conjura planteando tareas en los que más que reproducir, haya que producir.

Cuando les devolví sus trabajos y les dije lo decepcionada que estaba me miraban sin entender. “Pero, ¿si ya te hemos entregado lo que nos habías pedido?”- debían pensar. ¿Yo les había pedido eso? No sé, quizá me expliqué mal, quizá no me entendieron, quizá en albanés escribid se dice igual que plagiad… quizá estén acostumbrados a que ningún profesor se lea sus trabajos, quizá…

Se lo cuento con bastante humor a algunos profesores en una de las pausas entre clase y clase. Grandes exclamaciones de “pero cómo es posible”, “si es que no hacen nada”, “ay que ver” y manos a la cabeza…

Dos días después, movida por circunstancias ajenas, me veo obligada a revisar las guías docentes que nos ha tocado preparar para cada asignatura, y descubro, ya casi sin sorpresa y hasta divertida, que algunos profes las han redactado a base de retales. No nos engañemos, ni nos rasguemos las vestiduras, copiar no tiene nada de malo si se hace con sentido, yo también he cogido prestadas algunas competencias y objetivos de otras guías, pero con conocimiento de causa, intentado que el conjunto sea un todo coherente y no poniendo uno tras otro fragmentos literales que además se contradicen entre sí…

A los alumnos les puedo echar una pequeña bronca y sentarme con ellos a escribir “de verdad”, a seleccionar la información, a usar los datos que han recopilado… pero ¿ a los profesores? ¿Quién enseña al “enseñante”?

Sospecho que, como siempre, la culpa es del “sistema”: para los alumnos, las prácticas enquistadas y los malos hábitos, las temidas notas, los miedos a “si no entrego el trabajo me suspenden”… Para los profes, lo acostumbrados que están a rellenar maquinalmente informes y programas que sienten sólo como una pesada burocracia y que, efectivamente, nadie se molesta en leer.

Uffffff

P.D: El año pasado trabajaba con un grupo en un blog y ante sus indiscriminados copia/pega, les propuse un ejercicio para parafrasear o decir lo mismo con otras palabras. Me contestó una alumna aludida, como si le estuviera reprochando un pecado gordísimo:

“Isabel, perdoname pero yo no he hecho copy-paste, nunca.Tienes razon por algunas frases y palabras, pero yo solamente me he basado en el articulo escrito. Pero, copy paste no haria nunca.Algunas frases y palabras les deje como astaban para no cambiar el sentido de las palabras”.

Yo le dije esto:

“No es un crimen copiar y pegar,de hecho es muy común y nos facilita mucho las cosas. Yo copio y pego a menudo, porque es un medio rápido para trabajar con textos, pero si dejo frases o trozos idénticos los pongo entre comillas y cito las fuentes. No te preocupes. Aquí la cuestión es  ¿sabrías decir “Los agentes abrieron fuego para repeler la agresión” con tus propias palabras? Hasta ahora ninguna me ha dado una solución.”.

Un pensamiento en “Copiando voy, pegando vengo. Por el camino yo me entretengo.

  1. Interesantes reflexiones. Recuerdo mi época universitaria y el momento en que descubrí mientras preparaba los exámenes que los apuntes de una de las asignaturas que cursaba eran un corta-pega de párragos. En fin… confieso que no me gustó porque, por lo general, se nos exigía que no copiásemos y el profesor lo estaba haciendo. Ya se sabe, hay que predicar con el ejemplo.
    Saludos!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s