Teoría de la literatura

Ayer salí a estrenar mis botas y mi chubasquero por Madrid. Fui con una amiga a comprar las entradas del cine mientras los chicos veían el baloncesto en casa. Luego fuimos a la casa del libro a por algo para mis clases de Teoría de la literatura, la asignatura que me han “endosao” para este curso en la universidad. Revolviendo entre libros de crítica feminista, deconstrucción, el clásico de Aguiar e Silva… me acordé de cuando me tocó a mí como alumna escuchar las lecciones, más o menos leídas de hojas amarillentas, del profe de la facultad. Y me acuerdo de cómo me “enfrenté” a él en el examen final, de lo rojo que se puso cuando le llevé la contraria, de las cabezas gachas de mis compañeros sobre los folios, de la cara que puso cuando le dije que me iba sin hacer el examen (“y eso que me lo sé”, chulita yo),de sus disculpas al cabo de unos días cuando me lo encontré por casualidad en la biblioteca (“Puede usted examinarse esta semana si quiere”. “No se preocupe, ya me presento en septiembre, como todos”).

Al final me dejé 35 eurazos en un tocho de Jordi Llovet y anoche le di un buen tiento. Introducción, qué es literatura, autor y aurotía, lector… No está mal. Que antes todo era Poesía (poieo=hacer) pero que a finales del XVIII, (el Romanticismo fue una época para marcar el antes y el después) se empezó a usar la palabra Literatura (que viene de litera=letra). Que en la palabra literatura viene implícito el lector y que por qué no estudiar también la historia de la lectura. Y para las primeras páginas- lecciones, qué es literatura, por qué un texto es literario o no lo es, si se puede aplicar un método científico para estudiarla, analizarla, abarcarla… esas cosas les soltaré a mis alumnos.

Ayer, con el libro debajo del brazo nos encontramos con Javier Krahe por la calle y le seguimos, y descubrimos dónde vive. Iba a por tabaco, cómo no. Y luego nos metimos en el Palacio de la Prensa a ver Gordos.

Son las cosas que nos tienen entretenidas las últimas tardes en Madrid antes de volver a Tirana: librerías, cine y/o teatro, amigos y callejeo por la ciudad. Lo que luego echamos de menos.

(se aceptan sugerencias para preparar la asignatura)

2 pensamientos en “Teoría de la literatura

  1. He montado un blog para la asignatura (www.teoriadelaliteraturaentirana.blogspot.com). Cuelgo los materiales, propongo lecturas y almaceno enlaces que les pueden servir.
    Aún no le he sacado mucho juego, todo se andará…

  2. Con ese tema (el texto literario) saqué yo la plaza de profe de lengua. O sea, volviendo sobre todas las discusiones, apasionadas y a veces bizantinas, inútiles según todas las apariencias, que habíamos ido teniendo los colegas sobre el asunto, desde que nos juntábamos casi niños cada viernes a leernos nuestras cosas, allí donde el Señor estaba dispuesto a hacer la vista gorda y dejarnos un hueco.

    Recuerdo que la definición que más me gustó, y utilicé entonces, la da Italo Calvino en Por qué leer los clásicos. Un clásico (pero también, pienso, un texto literario en general) es aquél que nunca acaba de decir lo que tiene que decir. Siempre hay más: un tablero con las fichas dispuestas, listo para nuevas partidas con nuevos jugadores. Algo de eso infinito e incontrolable que tienen las cosas que ha quedado cifrado en unas cuantas palabras, por la magia del arte o el acierto casual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s