8 mars nuk është feste, është proteste

O lo que es lo mismo: el día 8 de marzo no es un día de fiesta, es un día de protesta.
Eso decían unos papeles que he visto por el suelo en la plaza de Skanderbej, en Tirana, hoy, cuando he pasado por allí rumbo al barcito donde habíamos quedado para tomar el aperitivo.
La ciudad hoy estaba llena de mujeres con flores, de hijos, novios, padres y maridos comprando más flores y regalos para sus madres, esposas, novias…
Aquí (y en otros países con pasados “comunistas”) es el día de la mujer,a secas, sin “trabajadora”, tal vez porque entonces todas las mujeres lo eran.
La celebración se ha ido devaluando hasta convertirse en una especie de día de la madre.
Por lo que vengo conociendo, es como si el paso del tiempo y la transición a un “sistema democrático” hubiesen hecho retroceder a las mujeres en su posición social. A ver si me explico. No es que no haya presencia femenina en la política (la presidente del parlamento albanés es mujer) o en otras esferas públicas. Es una cuestión de mentalidad, una especie de “sometimiento” a la concepción tradicional de la mujer: casarse, tener hijos y cosas así. Lo veo en mis alumnas a diario, cuando opinan en clase, cuando escriben una redacción…
Estoy un poco espesa y no sé si me explico. Esto es sólo un apunte.
Tampoco es que me gusten especialmente esto de los “días de…”, porque, como decía mi madre siempre, “¿Y el resto de los días, qué?”. Pero me ha gustado el mensaje de las cuartillas pisoteadas que he visto esta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s