Bicicleta

El señor se llamaba Erin, tenía una tiendecita en una de las calles detrás del bazar. Se nos acercó al vernos echar un vistazo delante de su pequeño negocio. Llegamos allí caminando, salimos… en bici!!! Las negociaciones fueron íntegramente en albanés y el señor Erin fue de lo más majete. Nos hizo una rebajita, nos regaló un par de pedales de repuesto, un candado y una goma con ganchos de esas para sujetar las cosas.

tirana-021.jpg

Mi bicicleta es pequeña, ideal para meterse entre los coches con facilidad (con el miedo que me dan), es alemana y de segunda mano, frena echando el pedal para atrás y aunque no tiene timbre, sí tiene luz. La he bautizado Erinda.

Todo el mundo nos dice que tengamos cuidado, que aquí conducen como locos… Hubo un tiempo en el que sólo había bicicletas y peatones por las calles de Tirana. Aún hoy hay gente que monta en bicicleta, desafiando a los coches. Casi todos son gente mayor. Si un abuelete puede pedalear tranquilamente, ¿por qué no voy a poder yo?

Anuncios

Un pensamiento en “Bicicleta

  1. Mi primer encuentro con Erinda ha sido muy bonito. Al principio estaba un poco asustada, pero después me he dejado llevar…y alá a pedalear…
    Llegué a la embajada en 8 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s