Comentarios

Una de las cosas que más me gusta de la mudanza es descubrir que puedo hacer una cosa que antes me daba bastante lata (y no sólo me pasaba a mí). Ahora, para seguirles la pista a los comentarios que voy dejando por ahí sólo tengo que darle  a un botón (“mis comentarios”), de momento sólo pasa con los blogs que están en wordpress, aunque igual todo se andará.

Idoia me ha dejado un par de comentarios (1 y 2)  en un momentito y  decía  “hoy es mi día de comentarios en tu blog”.  Me ha gustado la idea y aunque no sea hoy mi día de nada prometo ponerla en práctica, sobre todo para reanimar artículos me han gustado pero que se han ido quedando ocultos, como en la pila de papeles que ya leeré o en los que escribí esto o lo otro y que se van acumulando en mi mesa sin que pueda remediarlo. Jamás conseguí despejar mi escritorio, como aconsejaban en todas las clases de técnicas de estudio, hasta creo que el desorden me inspira.

Un blog sin comentarios es como un teléfono que no recibe nuna llamadas o mensajitos. El buen rollo que da recibir uno, de alguien nuevo o desconocido, y la mala onda cuando dejas uno y no recibes respuesta.

Ale, hagan juego señores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s