Enredada con las palabras y las emociones

El domingo no pude votar. En mi última vida en el extranjero estaba registrada en la sección consular y al venirme no se me ocurrió que tenía que volver a empadronarme aquí, así que no estaba en las listas y, por raro que parezca, no debo estar empadronada en ningún sitio.

Por la noche estuve viendo la tele hasta tarde, huyendo en la medida de lo posible de los políticos y sus “hemos ganao” y caí en Redes, donde Punset estaba hablando con un profesor de Oxford  sobre las emociones y el lenguaje. Hablaron de palabras en distintas lenguas que expresaban sensaciones, miedos, situaciones, únicas, sin traducción o equivalencia en otras lenguas:  “sgriog” es, en Escocia, el picorcillo que se siente en el labio superior antes de tomar wisky; también hay en danés una palabra, que no pude copiar, para designar el miedo a la falta de cerveza; en japonés hay una palabra para llamar a una mujer atractiva por detrás pero fea por delante, “bakusan”.

Pero como yo soy muy suspicaz y recordé haber leído algo sobre “leyendas lingüísticas“- como la de las mil y una palabras que hay en esquimal para nieve o para blanco o como que canguro quiere decir “no lo sé”, que es lo que se supone que le contestaron al Capitán Cook cuando preguntó el nombre del curioso animal-, pues me puse a buscar alguna, que con esto del internet todo se puede, y resulta que busco “pagezuar”, palabra que expresa, supuestamente, según el programa, morirse antes de casarse o tener hijos, en albanés, y me dice el diccionario que es bautizar… Hmmm, esto de la divulgación científica está mu bien… A lo mejor lo de la “spanish shame” como vergüenza ajena, emoción nacional donde las haya, tampoco es verdad.

Lo que sí sabemos es que en las lenguas no siempre hay equivalencias para todas las palabras de las demás. Me acuerdo de mis alumnos de Bucarest cuando  me preguntaban “¿qué es tal cosa?”. Yo les intentaba explicar lo que era pero ellos me decían, “sí, ¿pero en rumano cómo se dice?”. “Pues es rumano no se dice” les soltaba a veces, “tenéis que entender lo que es y luego ya le pondremos nombre”.

Cursi, hortera y cutre son tres clásicos españoles, ¿cómo se traducen al inglés, o al francés, o al turco? si lo que es cursi para mí no lo es para tí…

6 pensamientos en “Enredada con las palabras y las emociones

  1. Que yo sepa, lo mismo pasa en Bulgaria y en Serbia. A los Cervantes de Belgrado y Sofía van muchos fanes de los culebrones, pero muchos.

    En cuanto al comentario 2, pues sí, en niveles superiores ya la competencia léxica debe estar desarrollada para funcionar de ese modo, y la intercultural. Pero mi argumento es que no creo que las diferentes competencias se desarrollen al mismo ritmo.

  2. Pues sí, muchos rumanos aprenden español con las telenovelas, sobre todo las chicas, el año que llegué hacía furor Betty la fea, que todavía no había llegado a España. En realidad las telenovelas hacen mucho más por el español que institutos cervantes o becas. Y pasa en cantidad de países en los que la tele emite programación en v.o. con subtítulos. Si aquí viéramos las series, las películas y hasta los dibujos en su idioma original igual nuestros oídos no estarían tan atrofiaditos.
    saludos

  3. He venido siguiéndote a wordpress. Quizás para hacer comentarios nos haces trabajar un poco más. Interesante las reflexiones léxicográficas que haces sobre diferentes términos en distintas lenguas. Lo de “bakusan” y lo de “gambas” es colorista y significativo, además de divertido. La imaginación machista a veces tiene puntos imaginativos. Falta la equivalencia femenina de situaciones semejantes en los hombres. O sea que fuiste profesora en Bucarest ¿no? ¡Qué interesante! He tenido alumnos rumanos que aprenden el castellano con suma facilidad. Dicen que lo hacen viendo series de televisión en castellano y subtituladas en rumano.

  4. Muy chulo el cambio de look. Me gusta, me gusta.😉

    En cuanto a lo de gambas, a puntito de jugarme el cuello de que, debido a decadencias y auges, ahora se dice “gambos”, pero no se si ya “gambas”. Me he reído bien con lo de “gambas”… ¡La voy a apadrinar!

  5. Puede que bakusan esté mal escrita (aquí puede empezar otra leyenda lingüística)aunque no me extrañaría que, como dices, tenga que ver con el inglés (por lo que sé, queso en japonés se dice “chisu”).
    En los niveles iniciales está claro, se les dice- si se sabe, claro- algo aproximado en su lengua, pero en los superiores?, cosa que era el caso. Una vía es entender lo que significa en varios contextos y luego pensar en cómo lo expresarías en tu lengua. Siempre y cuando esa situación sea común en tu realidad. A veces no la hay.
    Mira tú, el “chisu” japonés, si es que en Japón no es muy corriente el queso…
    Y lo de tus “gambas”, ya lo había oído yo por ahí, pero, por eso mismo que dices de “antes de la decadencia del machismo”, de los tíos tampoco me suena nada.
    Música shoegazing? música de mirarse los pies? las etiquetas musicales son legión, como el diablo.
    salud!

  6. Curioso que “bakusan” no tenga entrada en la wikipedia. ¿No vendrá del inglés “back”? No tengo ni idea de japonés, pero creo que este tipo de derivaciones se dan frecuentemente. No le veo nada especial a este tipo de palabras. En inglés hacen lo mismo. A mí, por ejemplo, me gusta la música “shoegazing”: http://es.wikipedia.org/wiki/Shoegazing

    Creo que sí, que los ejemplos que pone Punset son bastante chorras.

    Otra cosa es lo que comentas de la traducción. Esto es obvio y desde la EGB mi generación fue machacada con Coseriu, Martinet y con lo de “table” en francés, que si madera, que si mesa, y tal y cual. Yo soy partidario de bajar el nivel de ansiedad de los alumnos (sean de Bucarest o no) dándoles palabras en su lengua que tengan algo que ver con la española, al menos en los niveles iniciales. Cada vez estoy más convencido de que la competencia intercultural es muy difícil de desarrollar y que va a diferente ritmo (más lento que otras competencias…) Desde luego, sobre “cursi, hortera y cutre” tengo un montón de ejercicios en el disco duro de alguno de los ordenadores que voy abandonando por diferentes partes de Europa… Creo que en un iMac de Granada hay material aprovechable.

    Y ahora el toque políticamente incorrecto, que me ha venido a la mente al leer lo de “bakusan”. En mi pueblo usábamos “gamba” para las chicas feas pero con buen cuerpo (por eso de que era todo aprovechable menos la cabeza). En fin, cosas de chiquillos pueblerinos antes de la decadencia del machismo. De los tíos no sé qué se decía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s