músicas extrañas

Ayer fuimos a la sala Siroco a un concierto. Tocaba el alumno de piano de una amiga. Lo único que sabíamos era que el grupo tocaba música “rara y acelerada”. Había mucha gente, y yo hacía años que no pasaba por allí- creo que la última vez fui a ver a Malcolm Scarpa y la primera, con 15 años, a ver a la All Together Band, cómo ha llovido desde entonces- . Conseguimos irnos a uno de los extremos, no se veía nada del escenario, hasta que nos subimos a una especie de poyete y vimos a dos tipos, disfrazados de pollos- según una amiga- o de mono amedio con cara de eyes wide shut- según otro amigo- con una pinta parecida a ésta. Este grupo, que sonaba a algo ligeramentamente emparentado a Daft Punk se llama Grabba Grabba Tape.
El grupo del alumno de mi amiga se llama Campamento Ñec Ñec. De su último disco dicen que está lleno de “redoblesimposiblesavelocidadcrucero, guitarras correcorrequetepillo y vocesquenodicennada con más delay que un amarillo de hidropónica (fukk hippies!)!!! HORRORVACUICORE!”.
Lo mejor, en realidad, es oirlo, porque no deja indiferente. Yo no sé por qué, al ecuchar sus minicanciones, me imaginaba la música como banda sonora de alguna película que tal vez no se haya hecho aún, y me pasé el concierto sonriendo.
No encuentro ningúna canción suya en la red, pero el curioso podrá echar un vistazo a la página del sello con el que graban.
Luego dicen (1 y 2) que los profes de idiomas no salimos de Sabinas y Shakiras, jejeje.
¿Y yo qué les llevo a mis niños de la ESO para francés?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s