Hacer un examen “a libro abierto”

Siempre me he preguntado por que en los examenes de idiomas se intenta evaluar lo que sabemos hacer con una lengua en unas circunstancias tan ajenas a las circunstancias naturales.

    exam
    (entre las fotos de sergi)

Lo de los examenes orales es la bomba: hacer una exposicion sobre un tema al azar, con cinco minutos de preparacion. Claro, es una cosa que hacemos todos los dias: Yo me levanto por la mañana y antes de desayunar o de ducharme, escojo un papelito (“hable durante diez minutos de los medios de transporte en España y en su pais” o “Ejercicio y vida sana”), lo leo y hago una exposicion, en voz alta, con un publico impasible, mudo, que no me echa una mano si se me olvida una palabra o me atasco en una frase, al que no puedo preguntar nada y al que solo le interesa ver cuando me equivoco con el subjuntivo o las preposiciones.
Por eso siempre ando dandole vueltas a como evaluar a mis alumnos. Y por eso el examen que mis alumnos tienen esta tarde va a ser “a libro abierto”.
La idea de hacer un examen con los materiales del curso a su disposicion les sorprendio mucho.
– Estara loca la profesora?
– Si nos deja el libro, el examen esta chupao…
Luego les explique mis motivos. Cuando nos comunicamos (y cuando lo hacemos en una lengua extranjera mas aun) siempre tenemos alguna ayuda, un feedback, recursos a los que acudir cuando no sabemos algo, o cuando queremos decirlo mejor…
Acaso cuando escribimos, por ejemplo, un curriculum, no miramos algun modelo? O echamos mano del diccionario cuando escribimos un email en ingles para pedir una informacion,o para reservar una habitacion en un hotel frances? Tiene algun sentido traducir sin diccionarios?
En el examen mis alumnos van a poder echar un vistazo a las conjugaciones de los verbos, al vocabulario que hemos visto, van a poder asegurarse de la correcta ortografia de esa palabra que siempre se les atraviesa…
Acaso no es lo que hacemos en la “vida real” cuando tenemos que expresarnos por escrito en una lengua que no es la nuestra?
Yo les estoy enseñando español, pero tambien les estoy enseñando a aprender. A ver como lo hacen.

About these ads

11 pensamientos en “Hacer un examen “a libro abierto”

  1. Hola, llegue a este lugar buscando informacion y comentarios sobre los examenes a libro abierto. Estoy usando el ventilador , un material “muy comunicativo” , y ahora tengo examenes, y quisiera tomarlos “a libro abierto”, estoy investigando y tomando ideas. Si tienen sugerencias , son muy bienvenidas.
    Gracias
    Rosana

  2. Pingback: Naranjas, ponencias y examenes « Mundos Perifericos

  3. No se si me he explicado bien. El examen a libro abierto es un examen escrito, por eso, Idoia, tienen el tiempo que quieran para consultar los materiales. (por cierto, que bien volver a leerte!)
    En cuanto a los examenes orales, tienes razon en que lo interesante seria disenar una prueba donde hubiera una necesidad de comunicacion real, dentro de lo posible. Los examenes en parejas estan bien, pero, y si te toca una pareja que no da juego? (a mi me ha pasado alguna vez)… no se, no se. Y lo de la interaccion entre examinador y examinado, en las intrucciones para examinadores DELE, por ejemplo, te lo dicen claro: el examinador no debe corregir (yo mas bien diria “echar una mano con una palabra que no sabe o con la que se atasca”) al examinado.
    Suerte con esos examenes, que ya estamos en la recta final.

  4. Hola, Isa!
    Cuánto tiempo sin pasarme por aquí… Yo ahora mismo también ando liada con lo de los exámenes orales (tengo varios ahora y casi cientos en septiembre). En mi opinión, el dejarles acceder a los materiales durante un examen de las características que comentas tiene el principal problema de que puede entorpecer bastante la comunicación… Y creo que puedes esquivar algunos de los problemas que se te presentaban sin necesidad de que te surjan otros nuevos (por ejemplo, que el alumno trate de encontrar una palabra durante 5 minutos porque piense que conocer el término exacto de algo puede suponer una diferencia en la calificación final o que se dedique a leer lo que se haya preparado de antemano). Quizá podías cambiar la forma de evaluación para evaluar solo lo que te interesa e informar a los alumnos al respecto. Además, si la expresión oral se lleva a cabo por parejas y no individualmente, es más fácil hacerles entender que la cooperación y el uso de ciertas estrategias tienen una función importante y que, en consecuencia, se tienen en cuenta. En cualquier caso, no veo por qué no pueden preguntar cómo se dice algo en concreto (aunque siempre hay grados…) Sobre todo, creo que lo importante es que el examen oral se disegne de tal modo que se plantee un necesidad de comunicación. Bueno, espero que esto te ayude… A mí lo que más preocupa en relación con los exámenes orales es más bien la evaluación, sobre todo cuando se llevan a cabo entre varios profesores..
    Un abrazo!

  5. Joselu, no has pensado lo injusto que es cuando en un examen oral se te olvida una cosa que si sabes, una palabra, un nombre…? El examinador no te la dice, es mas, esta “esperando” esos fallos (“Aja, asi que no sabes cuando fue la batalla de las navas de tolosa, eh?”, “has olvidado el titulo mas importante de las novelas de galdos…”). Pues en los examenes orales de lenguas extranjeras pasa lo mismo, el profesor no te dice nada, te deja hablar y valora tu monologo. En algunas ocasiones, pocas, se conversa, pero es un dialogo irreal, porque cuando yo hablo con un extranjero le ayudo si no se acuerda de una palabra y el puede poner en juego estrategias que en un examen serian penalizables: podria preguntarme “como se dice tal cosa?” o decirmela en otro idioma, o explicarse con gestos, con dibujos…
    De todas formas, la experiencia del examen a libro abierto no ha sido todo lo buena que yo esperaba, ya lo contare en otra ocasion. Supongo, daniblues, que un examen es siempre un examen.

  6. Se me ocurre una objeción. Dado que en una exposición oral se busca la fluidez y la corrección, si el alumno se ha de poner a buscar todo aquello que no tiene claro se pierde claramente el primer principio de fluidez. Supongo que en una exposición oral se busca saber con qué medios lingüísticos cuenta el discente para salir del paso a la hora de hablar sobre los medios de transporte o la prensa en España. En una conversación -con mayor o menor corrección- hemos de poner en funcionamiento todo aquello que sabemos. Prima la comunicación. No sé, es un mundo que desconozco eso de enseñar el español a extranjeros. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s